Los libros tienen vida propia

Página

La Provincia 25-06-2015

 

26/06/2015

Vi la luz un 26 de junio de 2015. No fue un parto difícil, duró apenas 50 minutos. Pesé 205 gramos y llegué a este mundo con una portada llena de luz y color.

Me ha contado Helio que la gestación sí fue dura, casi cinco años. Lo cierto es que los dos últimos fueron frenéticos. Pero finalmente, después de muchas vueltas, cambios de aspecto, mejora de las palabras  que fluyen por mis páginas, me presenté ante la sociedad en la Sala “Saro Bolaños” del Teatro Víctor Jara, en Vecindario, Gran Canaria.

Fue sin duda una noche mágica, rodeados de mucha gente que nos arropó y nos prestó toda su atención y cariño.

Notaba cómo muchas manos me acariciaban, me miraban al revés y al derecho, ojeaban mis páginas, y escuchaban con atención todo lo que de mí se decía.

Tengo que reconocer que yo, al igual que Helio, me sonrojé en más de una ocasión, y me emocioné por tanto elogio, posiblemente poco merecido.

Reconozco que fue un bonito amanecer.

Fotos de Olga Cabrera, Lázaro Armas e Ismael Emboiric.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

23/07/2015

Apenas tengo un mes de vida, y ya he hecho mi primer viaje.

No está mal el norte del país, para huir un poco de los calores de la isla en julio. Vitoria es una linda ciudad donde dar los primeros pasos por la Península. Allí, en el marco de la Casa del Libro, tuve la oportunidad de presentarme. Javier Otaola ejerció de maestro de ceremonias, propiciando un diálogo con mi autor y luego un debate abierto con los asistentes. Esto nos dio la posibilidad, no solo de hablar de mi contenido, sino de lo que realmente ha motivado mi nacimiento, y es mi sentido vital: ayudar al conocimiento, reflexión y difusión de la causa del pueblo saharaui, y aportar un grano de arena para una  resolución digna, justa y definitiva del conflicto, que no puede pasar por otra vía que no sea la del retorno a la libertad y la  patria, arrebatadas hace más de cuarenta años.

Espero estar a la altura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3/09/2015

¡Qué emociones me depara la vida!

Hoy tuve la oportunidad de conocer a uno de mis protagonistas, el gran Hmad Hammad. Él carga en su inmensa espalda la historia real, las torturas, la persecución, la cárcel, pero sobre todo, la dignidad con la que todo un pueblo soporta la ocupación. Con la misma humildad y respeto que hace unas semana me acomodé entre las manos de Aminetu Haidar, otra de las heroínas de mis paginas, hoy casi se me nota temblar cuando Hmad ojeaba mis páginas. Ya estoy, a través de un par de ejemplares,  en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

 Shukran.

7/09/2015

Llovía a mares cuando llegamos al Barrio de la Macarena. Nos refugiamos bajo el arco que da entrada al mismo, mientras esperábamos y disfrutábamos del aroma húmedo de Sevilla. Mis limitados sentidos no dejaban de trasmitirme sensaciones de novedad. La incansable Mónica vino en nuestro auxilio, con un paraguas que nos permitió llegar juntos y sin más percances a Casa Sáhara, una hermosa jaima en medio de la ciudad hispalense, donde nos recibieron Marian y Ahmed.

Poco a poco, fueron llegando amigos y amigas, y otros invitados más desconocidos hasta ahora. Noté que a Helio le daba un vuelco en el corazón, cuando apareció su añorado y querido Mohamed Salem. Abrazo y palabras de cariño que fueron anidando el ambiente, hasta que pusimos en hora los relojes que todos habíamos olvidado.

Con arte y oficio, Mónica fue desgranando las preguntas que nos permitieron acercar, con mimo y muchísimo cariño, mi historia a los asistentes. Los rostros que ves, cuando te tienen entre las manos, y te susurran que están deseando llegar a casa para comenzar a leerte, es un regalo que la vida me ha hecho, y que no sé si merezco. Pero como bien dice mi autor: esta novela no es mía. Es de todo el pueblo saharaui, ellos son los que me la fueron dictando, con su hospitalidad, su humildad, su dignidad y su lucha incansable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

25/09/2015

IMG_20150924_141134

Ayer me ampliaron la vida, tener más ejemplares no es otra cosa que admitir que aún tengo recorrido.

 

10/10/2015

Los libros soñamos la noche antes de las presentaciones. A dónde iremos a parar. Cuál será nuestro destino tras esa hora y media de charla, y de que el autor, estampando una dedicatoria y una firma, nos deje en las manos de los que han venido a interesarse por nuestra historia.

Luego, tal vez, un corto viaje hasta una casa nueva, una mesilla de noche, un estante con el hueco exacto. No nos engañemos, a veces, también quedaremos olvidados hasta otra ocasión en la que poder decirnos.

Ayer viajé con Helio y Bea hasta Tenerife. Izaskun y sus amigas nos esperaban a las puertas de La Librería de Mujeres, un lugar encantador, de esos que a los libros nos gustan, por el trato, el cariño y la vida que nos dan. Un lugar de encuentros, donde las historias se entrecruzan, y al que, si no fuera por esos sueños que tenemos de recorrer manos y mundos, nos encantaría convertir en morada.

Fueron los desvelos de Emilio y Anselmo los que juntaron esta vez a un buen grupo de amigos y amigas, que acogieron con interés los secretos que les develamos de mis páginas.

La noche de ayer me trajo treinta destinos nuevos, casas, centros de enseñanza, las bibliotecas del proyecto Bubisher de los campamentos de Tinduf, y aún sigo esperando a los que no pudieron estar anoche, en un rinconcito del centro de Santa Cruz, allí donde Izaskun tiene un santuario de palabras llenas de cariño. Shukran.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agaete 16/10/2015

Pude sentir el olor a mar que me llegaba del puerto de Agaete.12119916_1644539069157358_2782589084772527677_o Cuando Bea y Elva abrieron la caja donde me transportaban, me encontré en un lugar muy diferente a los que había estado hasta ahora. Unas grandes letras en la pared de aquel patio, reconvertido en sala de música y bar, rezaban TEA.

Unos músicos de jazz afinaban sus instrumentos, mientras iban llegando las personas que llenaron las sillas blancas dispuestas en torno a ellos.

Una vez más, Juan Francisco González-Díaz y Bachir Ahmed Aomar acompañaron a Helio en la presentación de mi historia.

Agaete, como puerto pesquero, recuerda en sus nietos aquellos tiempos donde tantos canarios y saharauis se hicieron hermanos en la mar. Ahora, mucho después, algunos niños de Vacaciones en Paz siguen sosteniendo esos lazos.

Fue otra noche de encuentros, charla y amistad. ¡Qué sitios tan lindos voy recorriendo!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

13/11/2015

12241187_524205321070563_7291921134870038818_n

Hoy se cumplían cuarenta años de una traición, la que generó el sufrimiento y el olvido del pueblo del que se habla entre mis páginas.

Nos hemos vuelto a reunir, un grupo amigos y seguidores de la causa del pueblo saharaui para hablar de este dolor, de su lucha, de sus anhelos de justicia.

A la misma hora que el horror recorría las calles de París, Juan García Luján y Helio, desgranaban los entresijos de mi historia, y se preguntaban si había alguna razón para la esperanza. No la podemos perder nosotros, no tenemos derecho, si los pueblos protagonistas de la opresión aun no la han perdido. Pero hablaron claro. La llamada “comunidad internacional” está agonizando en la defensa de un sistema que es inhumano, que solo genera desequilibrios y odios, un sistema que perpetúa el espolio, el poder del dinero como único valor. Las victimas de todo esto son millones, están en Paris, en Londres, en Madrid, en Nueva York; pero sobre todo y a diario, cae abatidas en Líbano, Libia, Irak, Siria, y eso hace que también, en mi dolor de libro, me sienta palestino, yazidí, kurdo, saharaui, mapuche, tibetano o de Chiapas…soy también la historia de un mundo donde los mayores terroristas son los que siembran más terror. Y las victimas son victimas, da igual el puto loco que de la orden. Y los asesinos son asesinos obedezcan, o recen a quien recen. Si rezan.

Si quieren nos vemos en diciembre en Barcelona y Madrid, Inch Allah!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

28/12/2015

BARCELONA ES BONAIMG_1069

El Ateneu Roig, es uno de esos espacios de los que uno siente cierta envidia, por no tenerlos en su ciudad. Un espacio socio-cultural, autogestionario, multifuncional, policromático, tirando a un rojo-morado… Donde se respira inquietud y compromiso.

Allí nos recibieron con los brazos abiertos, en una salita donde presidía una renovada libertad estelada.

Estas presentaciones en sociedad hacen que la vida de los libros se prolongue, pero sobre todo nos hace visibles y tangibles a personas que hasta ahora sólo eran una fotografía, unas palabras, un emoticón en el muro de una red social. De pronto, toman forma, sientes su calor, el tono de una voz, hasta un olor, y entonces un libro se convierte en una excusa para venir, para vernos y abrazarnos, para confirmar que compartimos mucho más que estadísticas, que estamos luchando por lo mismo, por formar parte de una humanidad mejor, y te das cuenta que siempre merece la pena. Shukran Barcelona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 CREO QUE LOS LIBROS NO SABEMOS DE EGOSIMG-20151231-WA0017

Eso es cosa de los autores. A nosotros no nos interesa si vinieron tantos, o cuantos, si se vendieron “x” ejemplares, a nosotros lo que nos da vida es que lo que contamos no caiga en el olvido. No es la cantidad, sino la calidad, lo que hace que  nuestras portadas brillen, y que canten nuestras páginas al hacerlas correr entre el dedo pulgar y el índice. No tenemos cara, pero sí que sonreímos cuando realmente servimos para algo.

Eso ocurrió en  Madrid, apenas éramos los que teníamos que estar, pero qué lindo el calor, el cariño, las ganas de decir, los brillos en los ojos de los que estuvieron o se congregaron con nuestra visita.

Lavapiés, un lugar de historias, de encuentros, de un Madrid sencillo, como todo lo que nos contamos. Luego el abrazo cálido de los que tuvieron que esperar mi nacimiento para encontrarse, para mirarse de frente y descubrir que en el camino de la solidaridad, de la justicia, de la lucha por la libertad y la dignidad, ni sobra nadie, ni  nadie nos es indiferente. Qué gente más linda estoy viendo pasear por mis páginas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“ARENA ENTRE LOS PIES” SE PRESENTÓ EN SANTA BRÍGIDA

La tarde del pasado 26 de febrero, un día antes de las celebraciones del cuarenta aniversario de la declaración de la República Árabe Saharaui Democrática, no reunimos una veintena de personas en la Biblioteca Municipal de la Villa de Santa Brígida, para hablar sobre la historia de olvido e injusticia que se ha cometido con este pueblo. Fue un acto entrañable entre amigos, compañeros profesores y antiguos alumnos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conversatorio sobre Arena entre los pies con el alumnado del IES Santa Brígida.

Si hay algo enriquecedor, para un autor, es encontrarse con sus IMG-20160308-WA0021lectores y que estos le devuelvan las sensaciones recibidas de lo escrito. Este regalo lo recibí el pasado 8 de marzo con el alumnado de Educación Ético-cívica  del IES Santa Brígida.

Debo agradecer a Gloria Ramallo el haber confiado en esta novela como posibilidad educativa, y a todo el alumnado que con tanto cariño se entregó a su lectura. Me da la sensación de que para la mayoría ha sido algo más que una mera tarea de clase. Lo que me han ido contando por los pasillos, las preguntas sobre la trama, la atención que nos prestaron el pasado martes a Bachir Ahmed y a mí, durante el debate,  es muestra de que la literatura es un arma cargada de futuro, y que, cuando lo que se cuenta toca el corazón, sirve para crecer como personas.

IMG-20160308-WA0017Les conté que cuando me propuse escribir esta novela, además de saldar una deuda con todo lo que he recibido del pueblo saharaui y su digna causa, pensaba en ellos. En las generaciones que no conocieron esta historia en primera persona. En los que son, sin saberlo, víctimas del cerrojo informativo y de la estrategia de olvido que muchos han tejido sobre un conflicto y un pueblo que está solo a cien kilómetros de nosotros, y  al que tantas cosas nos unen.

Arena entre los pies es un puño en alto, como dijo mi querida compañera Gloria en la presentación. Tras esta experiencia de lectura y diálogo compartido, espero que sean cincuenta conciencias más despiertas para que la causa del pueblo saharaui nunca caiga en el olvido, y entre todos y todas empujemos un poco para que un día se haga justicia.

Me quedo con las caras y el plauso sincero, y con las palabras de ese alumno que al terminar se acercó y me dijo que, si volvía alguna vez a los campamentos, no dudara en contar con él.

Shukran. Gracias.

Les dejo aquí el enlace al vídeo que no nos dio tiempo de ver, y que como les dije forma parte de la génesis de la novela.

La jornada se prolongó con tres charlas más para el alumnado de bachillerato y tercero de la ESO, en las que Bachir Ahmed Aomar, periodista, escritor y activista saharaui, acercó la realidad de este pueblo al alumnado de esos niveles, destacando el papel de las mujeres saharauis en el proceso de conformación y lucha de su nación en estos cuarenta años. También hizo un repaso por las realidades de injusticia que viven otros pueblos y en donde las mujeres son las principales víctimas, y no en pocos casos, también las heroínas. Una experiencia muy bien valorada por el alumnado.

IMG-20160308-WA0015

Anuncios